Tomas 2 litros de agua diario y no bajas de peso?….. Por fin el Verdadero Secreto de cómo hacer que funcione!

descarga-3Hoy debemos aprender a llevar una dieta balanceada, hacer ejercicio y comer 5 veces al día.

 

Hoy delgado rima con sano. El problema es que estamos contaminados con mitos sobre la alimentación, alimentos que engordan o no, dietas milagro que no solucionan nada, y comer 5 veces al día (3 alimentos fuertes + 2 colaciones) es casi imposible para quien corre de aquí para allá y a su paso solo encuentra fritangas o comida rápida.

Estamos acostumbrados a dividir los alimentos en dos grupos, los que engordan y los que no. Lo cierto es que esta clasificación carece de sentido, ya que un alimento no tiene la capacidad por sí mismo de hacer que una persona engorde.

La causa de ganar peso se encuentra en el cómputo global de las calorías-dieta, y esto depende de los hábitos de alimentación de cada individuo.

Si trasmite a sus hijos e hijas, ya desde pequeños, la idea de que hay alimentos que “engordan”, puede que consiga algo poco saludable: que se obsesionen con el tema y que ya desde pequeños comiencen a eliminar alimentos de su dieta.

Imagínate la gran variedad de sabores, aromas, texturas y sobretodo de nutrientes que se pueden perder. Por ello, no es saludable que nadie de la familia deje de comer alimentos con supuesta fama de engordar como la pasta, el arroz, la legumbre o el pan entre otros, ya que lo más probable es que los niños imiten esa conducta.

Todos los alimentos, excepto el agua, aportan calorías. Sin embargo, un alimento por sí solo no tiene capacidad de hacer que una persona engorde, por lo que la clave se encuentra en comer de todo en cantidades moderadas, o lo que es lo mismo “comer de todo un poco”. Así que, desterremos algunos mitos.

El pan engorda

El pan suele ser uno de los primeros alimentos que la persona elimina cuando se pone a dieta por su cuenta. Pero, ¿existe algún motivo que lo justifique? La realidad es que el pan, al igual que el resto de farináceos, es rico en hidratos de carbono, el nutriente que nuestro organismo necesita en mayor cantidad, y además el pan apenas contiene grasa.

¡Y no te engañes! En muchos casos lo que aumenta las calorías de la dieta es la mantequilla, el chocolate o los embutidos con que acompañas el pan, el chorizo que suelen ir con las legumbres o las salsas que cubren los platos de pasta. Muchos de estos “acompañantes” son ricos en grasa.

Para hacernos una idea: los hidratos de carbono aportan 4 calorías por gramo, mientras que las grasas aportan 9 calorías. Por tanto, los alimentos grasos son más calóricos que los ricos en hidratos de carbono.

Cualquier fruta engorda si se toma después de comer

El orden en que se ingieren los alimentos no influye en el total de calorías diarias.

Una fruta aporta las mismas calorías antes o después de las comidas. La ventaja que puede reportar consumirla antes de comer es que te da sensación de saciedad gracias a su contenido en agua y fibra.

Esto nos puede ayudar a comer de otros alimentos.

Comer solo fruta durante un día entero adelgaza

El hecho de que durante un día comamos  sólo fruta o se disminuya la ingesta de otros alimentos, no nos hace adelgazar ni perder peso.

El comer exclusivamente fruta durante un día, aporta al organismo una buena dosis de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, pero no proteínas, hidratos de carbono y grasa.

Si el agua se toma durante la comida, engorda

El agua no aporta calorías, por lo tanto, no engorda aunque se tome antes, durante o después de las comidas.

Tomar agua antes de comer da la sensación de saciedad, lo que ayuda a calmar el apetito y a moderar más lo que comemos.

Si quiero adelgazar no puedo comer carne de cerdo

La carne de cerdo tiene fama de ser una de las que contiene más grasas, pero esto no es del todo cierto.

La cantidad de grasa es distinta según el corte. Es decir, un lomo posee 5 gramos de grasa por 100 gramos, mientras que las costillas rondan los 24 gramos. Además, la mayor parte de la grasa del cerdo se ve, por lo que resulta sencillo eliminarla antes del cocinado y así lograr una carne casi magra.

El huevo frito es un plato prohibido

El huevo es un alimento muy nutritivo que no debemos eliminar de la alimentación familiar. Se puede cocinar de muchas formas, no obstante, frito es como más éxito suele tener entre los pequeños, pero, ¿conviene que lo tomen de este modo?

Es cierto que al freír cualquier alimento su cantidad de grasa aumenta, ya que absorbe aceite durante la fritura. Sin embargo, el huevo tiene una absorción de aceite limitada. Esto quiere decir que no importa freírlo con más o menos aceite, pues el huevo va a absorber una cantidad de aceite concreta.

Pongamos un ejemplo práctico; si un huevo mediano contiene en torno a 6,5 gramos de grasa, después de frito esta cantidad aumenta a unos 8,8 gramos de grasa.

Para verlo más claro, transformemos estos resultados en calorías. Un huevo mediano contiene 90 calorías y tras freírlo su contenido calórico pasa a ser de unas 112 calorías. Por tanto, el huevo  frito no es una bomba de calorías.

Si quiero adelgazar, los alimentos fritos están prohibidos

No hay duda de que la fritura es una técnica culinaria mediante la cual los alimentos absorben bastante grasa. Sin embargo, se pueden freír alimentos sin hacerlos tan grasos.

En primer lugar, conviene no abusar de la cantidad de aceite, y mejor si escoge aceite de oliva, que empapa menos los alimentos que otros aceites.

El alimento hay que introducirlo en el aceite bien caliente ¡sin que humee!, así se consigue que se forme una costra superficial que impide que el aceite entre en exceso en su interior.

Después de freír el alimento, es recomendable depositarlo en un papel de cocina que absorberá el exceso de grasa; de este modo  conseguiremos alimentos fritos con menos grasas.  Sin embargo, por mucho que lo intentemos, los alimentos fritos siempre seguirán siendo más grasosos que los preparados a la plancha, al horno o al vapor.

El gas de los refrescos engorda

Por lo general, los refrescos con gas contienen un buen número de calorías, pero no se deben a la presencia de gas sino a la de azúcar. Una lata (33cl) de refrescos contiene unas 140 calorías, procedentes todas ellas de su contenido en azúcar, por lo que tomar uno de estos refrescos es lo más parecido a ingerir un vaso de agua con 3 ó 4 sobres de azúcar disueltos en ella.

Si queremos evitar estas calorías extras, hay que elegir los refrescos light, que contienen prácticamente cero calorías. Pero recuerda, el agua es la bebida que más hidrata, mejor refresca y además, no contiene calorías.

Aceitunas, aguacates y frutos secos, ¿demasiado grasos?

La grasa es el principal componente de todos estos alimentos, por lo que a simple vista puede parecer que su consumo no es recomendable dentro de una dieta equilibrada.

Hoy está de moda hablar de grasas insaturadas, también llamada “grasa buena”, que contribuye a proteger la salud del corazón, así que si los come muy seguido trate de espaciarlos y en menor cantidad o alternándolos. Un día uno, otro día otro.

La clave está en “comer de todo un poco”.

Los alimentos integrales no engordan

Los alimentos integrales aportan más fibra que los refinados, pero su composición en calorías no varía tanto. Es decir, a igualdad de peso el pan blanco te aporta las mismas calorías que el integral. Y lo mismo para el resto de alimentos integrales.

Los alimentos light adelgazan

Los alimentos light nos aportan menos cantidad de calorías que sus equivalentes normales si tomamos la misma cantidad, pero eso no significa que nos vayan a servir para adelgazar.

Muchos alimentos light siguen siendo calóricos por su propia naturaleza, pues parte de sus ingredientes son grasas necesarias para su elaboración, para conferirles su sabor, textura…

Ejemplos de esto son la mayonesa light, las patatas fritas light o el paté light. Tienen menos calorías que los normales, pero ¡no dejan de ser alimentos con muchas calorías! Así que, no conviene trasmitir a niños y jóvenes la idea de que pueden comer sin límite cualquier alimento light pensando que éstos no contienen calorías.

Lo mejor para perder peso: saltarse comidas

Los jóvenes suelen saltarse comidas pensando que éste es el mejor modo de perder peso. Pero piensa que tal vez lo hacen porque es lo que ven en casa.

Saltarse las comidas no es un buen hábito, ni la forma de adelgazar. Lo más adecuado es repartir  la ingestión diaria en varias tomas, lo que ayudará a no llegar con excesiva hambre y ansiedad y con ganas de devorar la comida.

El aceite crudo no engorda

Son muchas las personas que piensan que el aceite que se añade a una ensalada no engorda porque está crudo, mientras que el que se emplea para freír o guisar sí engorda porque está cocinado. Pero, ¿es esto cierto?

El aceite, sea de oliva o de semillas, aporta las mismas calorías tanto si está crudo como cocinado, exactamente 9 por cada gramo, lo que supone aproximadamente unas 100 calorías por cucharada.

Los suplementos de vitaminas y minerales engordan

Las vitaminas y minerales, al contrario que grasas, proteínas e hidratos de carbono, son nutrientes que no aportan calorías, por lo que sus suplementos tampoco lo hacen.

[playbuzz-item url=”//www.playbuzz.com/rickstruthers10/what-should-your-last-meal-be”]

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *