Lo que debes saber para que no pierdas dinero con una tarjeta de crédito

Woman-Shopping-Credit-Card

Hay razones que pueden justificar la desconfianza hacia las tarjetas de crédito. Una de ellas es ser víctima de clonación; sin embargo, es un escenario que se puede evitar si se toman las precauciones debidas. Lo que es imposible justificar es tener una sin conocer a la perfección cómo funciona.

Los tragos amargos se pueden evitar si se conoce cómo opera así como las características particulares de la tarjeta en cuestión.

Para que no pierdas dinero con una, te decimos las claves a las que debes prestar toda tu atención:

1.- La tasa de interés

Mientras menor sea la tasa de interés de una tarjeta de crédito quiere decir que pagarás menos intereses en caso de no cumplir con el pago total de la deuda. Sin embargo, no es el único factor a tomar en cuenta, elegir una tarjeta ‘barata’ no quiere decir que sea la mejor.

2.- Gastos extra

Pon especial atención a los ‘gastos extra’ que implica una tarjeta. Por ejemplo, la cuota por retirar dinero del cajero, la anualidad o si incluye algún seguro que represente un mayor gasto. Esto lo sabrás si lees con atención el contrato, nunca dejes de leer las letras chiquitas.

3.- Beneficios

Hay quienes se dejan impresionar porque la tarjeta de crédito ofrece un monedero electrónico o una vajilla. Pero en realidad esas promociones no deberían determinar la elección. Por ello es importante reflexionar si los beneficios se acoplan a tu estilo de vida y necesidades. Si no, aunque éstos parezcan atractivos, en realidad serán un desperdicio de dinero.

4.- Línea de crédito

Con base en tu capacidad de pago y estilo de gastos, debes evaluar si determinada línea de crédito es adecuada para ti. Por ejemplo, una línea de 150,000 pesos para alguien que cae con facilidad en compras de impulso, podría parecer peligrosa; en tanto, una línea de crédito de 8,000 pesos se puede quedar corta si en tus planes está utilizar la tarjeta para renovar tu cocina. En ese caso, te podrías ver tentado a recurrir a una segunda tarjeta de crédito. Piensa si te conviene. Nadie te conoce mejor que tú mismo.

5.-Servicio

Hay quienes pueden obtener su primera tarjeta mediante una llamada y aceptarla porque se trata de uno de los ‘bancos grandes’. No obstante, datos de la Condusef demuestran que estos bancos grandes son los peor evaluados en cuanto a atención al cliente se refiere. Piensa en que darle seguimiento a un problema se traduce en pérdida de tiempo y dinero, por ello debes evaluar si te conviene la atención de la institución que expide la tarjeta de crédito.

 

fuente:http://www.dineroenimagen.com/2016-08-24/77105

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *