Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views :
img

Intentan sabotearte… ¡Usa las afirmaciones a tu favor!

/
/
/

Woman standing on rock bridge

Intentan sabotearte… ¿Lo sabías?

Tus creencias limitantes, tu diálogo interno, tus pensamientos negativos… Todos ellos tienen algo en común: hacen que no tengas éxito en tus atracciones.

Sin darte cuenta les haces caso, los tomas como verdades absolutas sin cuestionarlos, y te guías por ellos mientras te preguntas por qué no consigues manifestar todo lo que quieres…

Y ellos, mientras, siguen con su plan: ponerte una traba tras otra para que sigas sin resultados.

Pero, afortunadamente, eso puede cambiar. Y lo bueno es que una vez que lo consigues, ya no hay vuelta atrás: tu actitud cambiará y te habrás convertido en una persona que logra sus metas.

¿Cómo hacer todo eso? Con el increíble poder que te ofrecen las afirmaciones.

Pero, para eso, primero tienes que aprender a utilizarlas a tu favor.

La doble cara de las afirmaciones y la ley de atracción

Las afirmaciones tienen un gran poder, tanto si las usas bien como si no.

Y la explicación es muy sencilla: tienen un gran poder porque las palabras definen tu realidad.

Tus palabras crean tus pensamientos, estos emiten una vibración y acuerdo a eso se crea tu realidad.

Entonces, ¿si realizas afirmaciones atraerás lo que quieres? Depende. Y depende, básicamente, de tres motivos:

1) Las afirmaciones no siempre se basan en lo que queremos lograr sino en lo que queremos evitar.

2) Las afirmaciones no siempre nos hacen sentir bien, y las emociones también definen la realidad.

3) Las afirmaciones no siempre dan lo que quieres, pero siempre dan lo que dices.

¿Qué significa eso?

Las afirmaciones tienen una doble cara, porque a pesar de que tienen la fuerza para crear nuestra realidad muchísimas personas no las usan como deberían. Y eso produce resultados contraproducentes: reciben todo lo que no quieren.

Cómo construir una afirmación correcta

Cuando realizas una afirmación, el Universo entero se mueve para darte nuevas sensaciones y experiencias que te aporten más de lo mismo.

Por eso es tan importante saber usar bien el poder de las afirmaciones. Y si no estás atrayendo lo que quieres, es porque tus afirmaciones no están bien formuladas.

Para no caer en ese error debes tener en cuenta dos factores importantes:

1) DEBEN SER POSITIVAS. Como ya te mencionamos antes, las afirmaciones deben enfocarse en lo que quieres lograr, no en lo que quieres evitar.

Por ejemplo, si dices “Quiero que no me falte el dinero”, esa no es una afirmación positiva por mucho que su estructura sí lo sea. Y eso es porque igualmente te estás enfocando en lo que quieres evitar y por tanto le estás dedicando tu atención, energía y foco a lo que no quieres para ti.

En su lugar deberías decir algo así como “Quiero ser financieramente libre” o “estoy en proceso de tener dinero para vivir cómodamente mientras ahorro un 10% de lo que gano…”. ¿Verdad que no es lo mismo?

2) DEBEN HACERTE SENTIR BIEN. Y si es importante que una afirmación sea positiva, es igual de importante que te haga sentir bien… Porque recuerda que tus pensamientos te hacen sentir de determinada manera, eso hace que vibres de cierta forma y en base a eso se crea tu realidad.

Entonces, si tu afirmación es positiva pero no logra hacerte sentir emocionalmente seguro y feliz entonces esta afirmación no sirve.

Por ejemplo, pon el caso que quieres perder unos kilos y lograr el peso ideal. Si dices: “estoy delgado” o “tengo el cuerpo ideal”, ¿te sentirías bien al mirarte al espejo y comprobar que eso no es cierto?
No, y no solo eso, sino que incluso te frustrarías y eso causaría que vibres en una frecuencia más baja y por tanto seguirías atrayendo más de lo mismo.

Es por eso que para que sea una buena afirmación tienes que creerte lo que dices.

Si por ejemplo quieres encontrar a la persona ideal, no digas “quiero no seguir soltero/a”, ni tampoco “estoy felizmente enamorado/a” si eso no es verdad…

En su lugar usa frases que sean afirmativas, positivas, que te hagan sentir bien y que sean creíbles. Puedes decir “Estoy en camino de conocer a la persona ideal” o “soy feliz al imaginarme al lado de una persona que me quiere y a quien quiero”.

Como siempre, el truco está en el enfoque: si te enfocas en lo que quieres y creas afirmaciones en función a eso y que te hagan sentir bien, eso es lo que atraerás.

Después de esta explicación, ¿entendiste un poco mejor el inmenso poder que tienen las afirmaciones y por qué es tan importante que sepas usarlas correctamente para tener resultados exitosos?

Si quieres aprender mucho más sobre el poder de las afirmaciones y todo lo que puedes lograr gracias a ellas, te recomendamos que descargues nuestro reporte gratuito sobre la Ley de Atracción, encontrarás todos los pasos para hacerla funcionar como quieres, y además econtrarás de manera más detallada todo el poder que hay tras las afirmaciones!

Pero, mientras, nos gustaría que nos respondieras a esta pregunta: ¿qué es lo que más quieres atraer a tu vida AHORA?

Déjanos la respuesta en los comentarios, pero te proponemos algo: hazlo aplicando todo lo que te acabamos de contar. Es decir, escribe qué quieres lograr y añade una afirmación aplicando todos estos consejos.

No solo es un ejercicio muy eficaz sino que verás que al leer tu propia afirmación tus pensamientos irán cambiando, tus emociones serán positivas y vibrarás en una frecuencia mucho más elevada

¡Éxitos en tus atracciones!

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This div height required for enabling the sticky sidebar
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: