“Donde tú pones tu atención, es donde la energía fluye”

La resiliencia como un estilo de vida, es el sello de distinción que la coach de vida, Adriana Méndez Snowden ha adoptado para compartir un mensaje de superación personal y empoderamiento a través de la toma de conciencia y responsabilidad en la toma de decisiones para personas que han tenido algún tipo de sufrimiento en su vida o que han tocado fondo.

Resultado de imagen para resiliencia

En su trayectoria como escritora, Adriana cuenta con varios libros en los que refleja parte de su experiencia, “Mujer Onírica”, “Felicidad a través de la Resiliencia”, y “Mujer Onírica, el antes y después”.

En entrevista, Adriana Méndez Snowden comparte el camino que la llevó a la resiliencia, y cómo llegar a un estado de superación interna que conlleve a la aceptación y sanación.

¿Cómo te inicias en el camino del autoconocimiento?

Todo esto viene a través de los fondos que tuve que tocar para darme cuenta de que mi vida apenas empezaba, yo tuve una vida muy alocada, era la típica chica de fiesta, hasta los 33 años empecé a sentar cabeza, desde entonces los últimos años ha sido un viaje realmente transformador y es lo que quiero compartir con la gente.

A mí la vida me llevó por ciertos caminos en los que caí en adicciones, de alcohol específicamente, es un tema del que nadie habla, a través de mi recuperación y de tocar fondo, me di cuenta de que hay mucho trabajo por hacerse desde la luz y no desde la oscuridad por el estigma que se maneja con respecto a estos temas tabú, entonces me recupero, sigo mi vida, sigo escribiendo, sin embargo, hubo un cambio fuerte en nuestras vidas, mi esposo mi hijo y yo teníamos una vida muy cómoda pero perdimos todo y tocamos fondo, entonces nos fuimos a vivir a Inglaterra hace tres años, a empezar de cero, de aparentemente de tener una vida perfecta, un esposo perfecto, todo muy bonito, un departamento en la playa, en fin, una vida privilegiada, después llegar a Inglaterra a limpiar, lavar ollas, etcétera, todo eso me  hace tocar fondo nuevamente pero de una manera muy fuerte y diferente que me tocó para empezar mi recuperación.

 

¿De qué manera te tocaron?

Estos fondos han sido para mí de verdad transformadores, hace dos años fue que yo empecé a prepararme, a estudiar, todo el poco dinero, el tiempo y la energía que tenía -porque soy la mamá de un pequeño de cuatro años- la empeñé en aprender, era difícil, estudiaba en línea, participaba en webinarios, yo vivo en Liverpool y me iba a Londres, viajaba 4 o 5 horas a seminarios, hice uno con Tony Robbins por cuatro días muy intensos en el que se ve todo el mundo del desarrollo personal, me preparé y empecé a buscar la oportunidad como conferencista, me di cuenta de la necesidad que hay de empoderar a las mujeres que han pasado por experiencias en que es difícil salir de una identidad de víctima, porque cuesta más trabajo poner tu vida en orden que ser una sobreviviente o solamente superar e ir sorteando los obstáculos de la vida, sino salir y seguir tus sueños sin importar lo que te cueste desde dónde tienes que empezar, lo que tienes que hacer, a final de cuentas hay que echarle trabajo, hay que ponerte en acción… en lo personal me mueve el deseo, no solamente desde mi propia vivencia, sino que me he preparado para poder decirle a las personas que se puede ser feliz, desde que me vine Inglaterra estoy creando mi marca, escribí un libro digital que se llama “Felicidad a través de la resiliencia”, es posible ser feliz, hay que construir una resiliencia de espíritu para no quebrantarte, para no tumbarte, y para que te puedas levantar, entonces ese es mi mensaje, las conferencias a las que a mí me han invitado es mi tema de firma, es el tema de mi marca, el éxito a través de la resiliencia.

 

¿De qué manera te ha ayudado la resiliencia?

La resiliencia no es una palabra todavía tan usada en español, si tú la escribes en computadora te la marca como error, pero ya la gente se está familiarizando con ella, y la verdad yo le atribuyo el poder estar saliendo adelante, que gracias a Dios estoy logrando un éxito aquí en Europa, y tengo aquí la fortuna o la bendición de que soy bilingüe, entonces tanto participo en una organización que se dedica a empoderar a las mujeres hispanas que quieren ser empresarias en Europa, y también participo en conferencias en inglés, es algo que me apasiona, y el tema siempre es el mismo, desarrollo personal, empoderamiento, resiliencia con el objetivo de ser feliz.

 

¿La resiliencia es una realidad?

Fíjate que el significado de resiliencia es superar obstáculos y adversidades en la vida, pequeñas o grandes, pero no solamente superarlas, sino salir fortalecidos de esas experiencias, la resiliencia es un mecanismo que tenemos, que sí podemos mejorar para poder hacer frente a esos obstáculos para que no nos venzan fácilmente, retos siempre van existir, desde que perdemos nuestro trabajo, terminamos una relación, o tener un mal día, si no tenemos esta resiliencia, ¿cuál va ser nuestra actitud?, vamos ir por la vida con una actitud de derrota, negativos, y difícilmente se logra ser feliz cuando no tienes esta resiliencia para manejar la vida como tal.

 

¿Qué se necesita para desarrollar la resiliencia?

La resiliencia es como un músculo del cuerpo que todos lo tenemos, pero que si no lo desarrollas se atrofia y no sirve, hay que ver cómo lo desarrollamos, cómo lo crecemos, como lo fortalecemos. En mi guía de 10 pasos para lograr esta resiliencia, el paso número uno es pedir ayuda, pedir ayuda es clave en cualquiera de las circunstancias, porque el saber que hay una persona que ya estuvo dónde estás ahorita y qué ha logrado pasar al otro lado es súper importante saber que no estamos solos, y construir una red de apoyo, ya sea la familia o gente en  quien confiemos, amigos, algún mentor, coach, ayuda psicológica, si es que se necesita, cualquiera que sea el problema que estemos enfrentando, tener esa red de apoyo es súper importante.

 

¿Cuáles son los otros pasos?

Te voy a decir mis favoritos: Mantener una mente abierta, porque estamos condicionados desde niños a ciertas creencias, creencias en cuanto a dinero, en cuanto relaciones, o en cuanto a lo que se supone que tenemos que hacer, y ahí nos quedamos, si no abrimos nuestra mente, es muy difícil que nuestra conciencia pueda elevarse, y cuando nosotros empezamos a tener esta apertura, nos damos cuenta que hay otras posibilidades más allá de lo que nos enseñaron, que hemos creído, puede ser por la religión, por cultura o por otras cosas.

 

Salud

Otro de los pasos para crear esta resiliencia es estar saludable, si tu cuerpo no está en buena forma, si no tienes buena salud y tienes que enfrentar un momento de estrés o una prueba dura, es muy difícil que le puedas hacer frente si no estás bien por dentro, si no estás saludable, si no estás fuerte, si no estás bien alimentado, si no estás bien en general, puede parecer trillado pero la frase “mente sana en cuerpo sano” es totalmente cierta. Esa es una de las cosas en las que también me gusta trabajar, que si alguien viene conmigo para que le ayude con una cuestión de relación amorosa, yo no me concentro en si yo soy un experto en relaciones amorosas, en lo que vamos a trabajar es contigo, y a través de hacer un trabajo holístico abarcando cada área de tu vida, es como tú vas a proyectar la mejor relación en tu vida, siempre lo que empieza de adentro es cómo vamos a ver, a manifestar los resultados afuera, entonces hay que mantenernos bien, físicamente.

 

Metas

Ponerte metas es otro paso, al principio cuando vamos empezando en este camino de crecimiento personal, que sean metas pequeñas, que sean metas fáciles de lograr, porque al ir logrando estas pequeñas metas, nuestra autoestima va fortaleciéndose, porque nos da una sensación de logro, de cumplir, y de que sí podemos, es como ir al gimnasio, no vas a ir al gimnasio por primera vez y vas a hacer tres o cuatro horas, te empieces a poner metas chiquitas, vas subiendo y así sucesivamente vas logrando los objetivos cada día, hasta lograr los sueños más salvajes que hayas tenido, entonces trabajar sobre metas es súper importante.

 

Rutina

Otra de las cosas que están dentro de los pasos y que recomiendo mucho, es hacer una rutina en las mañanas para establecer tus intenciones, las rutinas que más me gustan y que a mí me han dado resultado son una rutina de gratitud y una rutina de meditación, aunque sea 10 minutos, establecer tu día con agradecimiento te pone al 100, porque estás agradecido con lo que tienes y le pones atención lo que tienes, y no a lo que te falta, esa es parte de la Ley de la Atracción, donde tú pones tu atención es donde la energía fluye, entonces lo que podemos hacer es cambiar nuestro lenguaje y enfocar la atención a quiero estar saludable, quiero sentirme bien, verme bien, todo lo positivo, no a lo que no queremos

 

¿En qué otros aspectos te has preparado?

Además de mi preparación en seminarios de coaching de vida, también hice un curso de programación neurolingüística que me fascina, las herramientas son increíbles porque todo viene del significado que le damos a la experiencia con nuestro lenguaje, el ejemplo principal es un mapa, dicen que el mapa no es el territorio, el mapa es simplemente una representación del territorio, lo mismo pasa con nuestra vida y las experiencias que vamos teniendo, nosotros al utilizar el lenguaje le damos el significado, le damos el mapa del territorio, parte de las herramientas que yo utilizo es ayudar a mis clientes a modificar el lenguaje, porque todo empieza con el pensamiento, luego lo verbalizas, y luego se manifiesta, entonces son modificaciones muy mínimas, pero que nos dan grandes resultados, por ejemplo, en mi vocabulario no existe el “no puedo pagar”, si yo estoy viendo algo, si estoy viendo un curso, un viaje, si me ofrecen algo que quiero, algo que me interesa, jamás digo “no puedo pagarlo”, yo me digo “cómo puedo pagarlo”, y al decir cómo puedo pagarlo, le lanza una alarma a nuestro cerebro y empezamos un proceso creativo para ver cómo podemos hacer tal cosa, es súper interesante.

 

¿Básicamente es toda una reestructuración del pensamiento?

Así es, tú eres responsable y tienes el poder de crear el mapa de tu territorio, entonces, si tú puedes crear el mapa y el resultado de esas experiencias de vida, utiliza un lenguaje empoderador para que este significado sea el mejor que tú quieras.

 

¿Cómo se lucha contra los pensamientos negativos o contra el hábito de estar mal?

Es un trabajo interno que hay que hacer y no es de la noche la mañana, pero hay algo a lo que yo llamo un súper poder que se puede desarrollar y que de verdad te cambia la vida, se llama responsabilidad, en el momento en que yo me hice responsable de mi vida, fue cuando tomé el control al 100%, yo tal vez haya sido víctima en mi niñez de cosas de las que yo no tuve la culpa, pero lo que sí sé ahora como adulta es que yo soy responsable de lo que pienso, de lo que digo, y de lo que hago, y al saber que si yo fracaso, si yo tengo éxito, si yo estoy triste, si yo estoy feliz, es porque yo estoy tomando una decisión. El problema es la conciencia, el problema es que no nos damos cuenta, y creemos que estos pensamientos de negatividad y de víctima no los podemos controlar, pero eso no es cierto, uno toma la decisión de hacerse responsable, uno toma la decisión de estar agradecido, uno toma la decisión de esta apertura para trabajar en tu crecimiento emocional, uno toma la decisión y hay que generar esta conciencia para lograrlo.

 

¿En el tema de la resiliencia tiene cabida la fe?

Sí, tiene mucho que ver la fe, qué bueno que tocas este punto, porque yo tengo una fe, soy creyente, pero mi fe es en un poder superior, no soy religiosa y puede ser para mí el universo o Dios, pero yo tengo esta fe inamovible, de que todos los deseos de mi corazón, que todas las soluciones a los retos, problemas, crisis oportunidades, etcétera, se van a presentar no sé cuándo, no sé ni por dónde, pero se van a manifestar, y eso es como crear un hábito, mucha gente no tiene la paciencia y empiezan este rollo pero como no ven resultados rápido, dicen que no funciona, esto es muy difícil, para esto empezamos primero a modificar tus creencias, nuestras creencias son algo tan poderoso que si nosotros queremos cambiar el chip pero no cambiamos las creencias limitantes que venimos cargando desde niños, va ser un poquito difícil empezar este camino de crecimiento, entonces hay que iniciar ese proceso de ver qué es en lo que creemos realmente, pero sí la fe es básica, primordial.

 

¿En cuánto tiempo una mente empieza a cambiar?

Cada individuo es diferente, y en realidad eso depende de la acción que tú le pongas, yo por ejemplo cuando empiezo a darle coach a una persona podemos tardarnos un año en las sesiones, pero si la persona no hace los ejercicios, no hace las meditaciones, le puede llevar años, por el contrario, cuando una persona traer las pilas puestas en una, dos, tres, cuatro semanas, ve los cambios, porque tiene ese compromiso consigo mismo, la gente empieza a ver resultados y cambios milagrosos, pero sí es muy variado dependiendo del compromiso que tenga la persona consigo misma, en realidad es como cualquier hábito, hay gente que dice que toma 90 días crear un hábito y eso puede ser en tu estilo de vida, ya sea ir al gimnasio, una alimentación sana, etcétera.

fuente: http://vallartaopina.net/2018/02/12/s-gente-pv/donde-pones-atencion-donde-la-energia-fluye/

 

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *