Detén ese hechizo que llevas e impide tus éxitos

tax

Vamos por el día a día y no nos damos cuenta de la cantidad de envidias que levantamos. A poco no te habías dado cuenta?

Para librarte de ellos es suficiente que hagas lo siguiente:

  1. Lávate el cabello con agua de lluvia y un poco de shampoo.
  2. Quema en la estufa unas cáscaras de cebolla morada y al momento que salga el humo bendice a todos los que te deseen el mal. Así lo dirás. Bendigo al que me desea el mal.
  3. Por último dale un beso en la frente al más grande de tu casa. En edad. Y dale un abrazo.
  4. No olvides acudir a tu iglesia-templo- según tu religión a agradecer.

Fin.

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *