Cómo Usar la Ley de Atracción en 3 Pasos

2

Tu vida entera y todo lo que hay en ella lo has creado tú. El Universo siempre ha respondido, responde y responderá a cada una de tus órdenes.

El proceso creativo utilizando la Ley de Atracción es muy sencillo. Tan solo hay tres pasos: Pide, Ten Fe, Recibe.

1) Pide

Deja que el Universo sepa lo que quieres y el mismo responderá a tus pensamientos.

¿Qué es lo que realmente quieres? Siéntate y escríbelo en una hoja de papel. Explica cómo quieres que sea tu vida en cada uno de sus aspectos.

Tienes que tenerlo muy claro. Ahora que sabes que puedes obtenerlo, serlo o hacerlo, y que no hay limites, ¿qué es lo que deseas?

Convierte este paso en un hábito. Si has de elegir y no sabes qué, ¡pide que se te aclaren las ideas! Nunca debes dejar que nada te frene.

No tienes que pedirlo una y otra vez: con una basta. Es igual que comprar por catálogo: sólo haces el pedido una vez y luego esperas la llegada de tu orden.

El Paso Uno es simplemente tener en claro lo que quieres. En cuanto se aclaren tus ideas, pide.

2) Ten Fe

El paso dos es Tener Fe.

Lo que deseas ya es tuyo en el momento en que lo pides, recuerda y confía en esto.

Si hubieras hecho un pedido por catálogo te relajarías, estarías seguro de que lo recibirías pronto y seguirías haciendo tu vida.

Tienes que emitir la frecuencia del sentimiento de haberlo recibido, para que vuelvan todas esas imágenes a tu vida.

Si tus pensamientos contienen la idea de que todavía no lo tienes, seguirás atrayendo esa carencia.

Juega y actúa como si ya lo tuvieras. Mientras finges de esta forma, empiezas a creer que lo has recibido.

El Universo siempre responde a tus pensamientos predominantes, no sólo cuando pides. La Ley de Atracción moverá con fuerza todas las circunstancias, personas y acontecimientos para que lo recibas.

No necesitas saber cómo lo hará. Cuando intentas averiguar el cómo, emites una frecuencia de falta de fe. Crees que eres tú quien ha de hacerlo y no le crees que el Universo lo hará por ti.

La realidad es que no sabrás cómo se te mostrará hasta que se te muestre.

Generalmente, cuando no vemos las cosas que hemos pedido, nos frustramos y emitimos una baja frecuencia de duda que aleja nuestro deseo. Cambia esta frecuencia pensando “Yo sé que está en camino”.

3) Recibe

El tercer y último paso es Recibir. Piensa y siente como te sentirás cuando llegue tu deseo. Es importante sentirse bien, porque de esta forma te estás poniendo en la frecuencia de recibir. Repite en tu mente: “Estoy recibiendo todo lo bueno, ahora”.

Pide una vez, cree que ya lo has recibido y luego lo único que tienes que hacer es sentirte bien.

Sé creativo y descubre qué es lo que te ayudará a generar sentimientos de tener tu deseo ahora. Haz todo lo que creas necesario para generar y mantener estos sentimientos. Así estarás creyendo que ya lo has recibido y lo recibirás.

Puede que tu deseo se manifieste directamente o que debas realizar alguna Acción Inspirada. La acción inspirada no es lo mismo que la simple acción. La diferencia es que la primera nace por instinto y se realiza con mínimo esfuerzo, mientras que la segunda surge por auto-obligación y requiere gran esfuerzo.

Imagina la vida como si fuera un río que transcurre rápido. Si actúas para hacer que algo suceda, sentirás como si fueras contra corriente. Si actúas para recibir del Universo, sentirás como si estuvieras fluyendo con la corriente del río.

Confía en tus instintos. Si tienes alguna intuición, síguela!

Debes prestar atención a lo que quieres atraer, porque cuando tienes imágenes de lo que quieres, serás atraído hacia esas cosas y viceversa.

Cuanto más practiques y empieces a ver que la Ley de Atracción te trae cosas, mejor imán serás, porque añadirás el poder de la fe, de la creencia y del conocimiento.

Todo lo que se ha inventado y creado a lo largo de la historia de la humanidad ha empezado con un pensamiento. Entonces, confía en ti mismo y en el Universo.

¿Qué te ha parecido este artículo? Por favor, déjanos tu comentario

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *