9 probados pasos para trabajar menos y ganar más

mujer-descansando1

Muchas personas se pasan su vida trabajando duro.

El trabajo duro incluso se ha convertido en todo un cliché, a tal punto de que incluso algunos gobiernos han llegado a promover cosas tales como: trabajar, trabajar y trabajar.

Olvidan que el trabajo no debería ser algo que hacemos por obligación, o por mera supervivencia, sino que debería ser el desempeño de nuestras labores en actividades que –por un lado, contribuyan al mundo, y por otro– se encuentren acordes a nuestros sueños, deseos, objetivos y metas.

Adicionalmente, muchos terminan en un empleo que finalmente no les contribuye con más que un salario fijo mensual, en el que incluso triplicar o duplicar su monto, parecería simplemente imposible. Es aquí cuando llegan a rogar por un aumento, y si lo consiguen finalmente, esto no soluciona ningún problema monetario (posteriormente en este blog veremos por qué).

Personalmente considero que el desempeño de nuestras pasiones y talentos debería ser lo que nos diera para vivir, aunque sé que muchas personas pensarán que esta es una idea tonta.

Ciertamente, y sea como sea, hoy quiero compartir 9 pasos para trabajar menos (es decir, minimizar esfuerzos) y ganar más (es decir, contribuir positivamente con nuestra abundancia financiera).

1. Contar Con Un Propósito De Vida

Detente por un momento y piensa “¿Por qué estoy haciendo lo que estoy haciendo?”. Asegúrate de que tus actividades diarias se encuentren alineadas con tus más grandes sueños y metas. Es decir, que todo aquello que conforme la lista de acciones que realizas día a día, debería contribuir un poco con el cumplimiento de esos maravillosos sueños que siempre has tenido.

Si no tienes claro tu propósito en la vida, deberías empezar por allí, por definir tu razón de existencia y misión en este mundo.

2. Dejar de Procrastinar (Perder el Tiempo)

Esto es algo más fácil de decir que de hacer. Cada día realizamos múltiples actividades que juntas conforman una gran pérdida de tiempo. Adicionalmente, estas actividades por lo regular se sobreponen a las que sí son verdaderamente importantes y nos dejan en un estado de dilatación o postergación que parece no terminar.

Si quieres esforzarte menos y ganar más, aprovecha tu tiempo al máximo. Para ello te recomiendo el siguiente artículo:

Léelo y analiza qué tanto tiempo pierdes diariamente, para que luego puedas realizar los ajustes pertinentes.

3. Aprovechar La Tecnología

Si estás leyendo esto, posiblemente utilices el Internet y tu computador frecuentemente. En ocasiones es inevitable pasar horas frente a la pantalla. No dejes sin embargo, que la tecnología se vuelva en tu contra. Aprovéchala como una herramienta que te ayude a llevar a cabo más eficiente y eficazmente tus tareas y complementa el paso 2.

4. Enfocarse Correctamente

Define cierta parte de tu día (o un día entero) para enfocarte en la tarea más compleja, difícil o incómoda, de manera tal que sin distracciones, puedas llevarla a cabo y librarte de ella pronto. Si es una tarea recurrente, define un intervalo de tiempo para ella, y asegúrate de reservar cierto tiempo de descanso entre intervalos. Evita eso si, cualquier tipo de interrupción, si es posible, apaga tu celular.

5. Permanecer Organizado (Física y Mentalmente)

Recuerda la diferencia entre ser organizado, ser ordenado y ser perfeccionista. Ser organizado simplemente significa que sabes dónde encontrar las cosas justo cuando las necesitas. Si tienes montones de cosas desubicadas en tu cuarto o lugar de trabajo, dedícate un rato a definirles un lugar específico. De esta manera, posteriormente no tendrás que perder tiempo ni esfuerzos buscando lo que necesitas, simplemente lo tendrás a la mano.

6. Tomar Decisiones Rápidas

Conviértete en una persona más decidida, aplica la regla de los 60 segundos (en la que cuando tengas todo lo necesario para tomar una decisión, no tardes más de un minuto para efectivamente tomarla). Deja de perder el tiempo postergando esas decisiones incómodas pero importantes que podrías encontrarte día a día.

7. Optimizar

Examina con detalle la manera como trabajas día a día. Pregúntate Cómo puedes mejorar tus propios hábitos de trabajo y empieza a automatizar cada vez más tareas. Con esto se logra disminuir la dificultad en la realización de las mismas y finalmente la creación de hábitos productivos que sólo pueden contribuir con el beneficio de tu abundancia.

8. Construir Fuertes Relaciones

En ocasiones no somos capaces de realizar todo nosotros solos. Algo de ayuda no viene mal de vez en cuando, no creas que puedes ser el dueño de tu empresa, siendo además el mensajero, el gerente, el director de ventas, el diseñador y el publicista. Los mejores emprendimientos en ocasiones requieren de un gran equipo de trabajo para progresar. No estoy diciendo que pidas ayuda en todo lo que haces a diario, pero considera delegar de vez en cuando.

9. Apalancarse

Aprovecha la inercia que puede crearse a partir de la sinergia. Mantén en una constante búsqueda por las maneras de lograr grandes resultados desde múltiples trabajos pequeños. Si puedes reutilizar contenido, hazlo. Ten a tu disposición formatos de cartas o correos electrónicos a enviar. Minimiza la cantidad de cosas que debes hacer en tu día y verás como será perfectamente posible aprovechar más el tiempo y dedicarse a las actividades que te generen más ingresos y que te ayuden a cumplir tu misión en la vida.

Estos 9 pasos realmente son bastante generales. Puedes implementar cada uno de ellos de diferentes formas y en diferentes aspectos de tu vida. Realmente creo que te lo debes, es hora de que adquieras cierto juicio y orden en tu vida y que te preocupes por mejorar tu vida financiera y aumentar tu abundancia.

Muchas veces nos pasamos la vida preguntándonos por qué todo anda tan mal, sin siquiera preguntarnos realmente qué podríamos mejorar y cómo podríamos hacerlo. Aprovecha que has tomado acción y has leído hasta acá, para cuestionarte y empezar a ser el creador consciente de tu nueva vida. Una vida llena de abundancia y de excelentes momentos.mujer-descansando1

 

 

 

 

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *