7 tips para activar exitosamente los códigos sagrados numéricos

1- Deja todas tus cargas a Dios:

Para poder sintonizar con la energía de los ángeles y seres de luz tenemos que vibrar alto, por ésta razón, es que tenemos que dejar todas nuestras cargas en las manos de Dios.

-Preocupaciones, miedos, ansiedad, inseguridad, falta, escasez, pensamientos negativo, falta de perdón, soledad, enfermedad, no merecimiento, entre otros.

 

2- Oro antes de empezar la ejercitación:

Encomiendo a Dios mi crecimiento, mi conección y mi activación, en la certeza, que Dios más que nadie, conoce mis necesidades.

 

3- Ejercito las afirmaciones positivas que cambiarán el paradigma que tengo grabado en mi inconsciente.

Sabiendo, que mis pensamientos negativos, generan emociones negativas, por esta razón tengo que pensar en positivo y generar emociones positivas para vibrar alto y

poder sintonizar con los ángeles y los seres de luz.

Me apoyo en las imágenes de la ejercitación, que me muestran que esto que estoy afirmando es posible.

 

4 Creo mi Realidad: Me meto en esa realidad positiva. Yo me veo a mi mismo protagonista de esa nueva realidad positiva en este mismo instante.

 

5- Agradezco: Agradezco Ahora, ya que mi nueva realidad está ocurriendo ahora, también mi agradecimiento está siendo ahora, porque ya lo tengo, es mío, me pertenece.

El agradecimiento es multiplicador de bendiciones, cuanto más agradezco, más bendiciones vienen a mi vida.

Por otro lado, esta gratitud hace que se manifiesten en mí, emociones súper positivas que vibran alto me hacen conectar con ésta energía de los códigos sagrados, que corresponden a dimensiones superiores.

Este agradecimiento produce en mí una sensación de opulencia, de plenitud, suficiencia, porque cuando puedo agradecer es cuando me siento lleno, pleno, en afluencia de todo lo bueno que agradezco.

El agradecimiento crea un circuito de emociones positivas:

Me siento pleno, me siento feliz, me siento poderoso, abundante, transito en opulencia, generoso porque tengo suficiente y más para compartir.

6- Abierto a recibir: Ahora ya estoy conectado con ésta energía para que se produzca la manifestación.

 

7- Compartir el Mensaje: Compartir el mensaje es Dar, nos preocupamos por el otro que necesita también una bendición, al dar, estamos pensando sin egoísmo, más allá de nosotros y cuanto más damos, más estamos sembrando para recibir y somos premiados.

 

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.