7 recomendaciones para que La Ley de la Atracción actúe en tí ya mismo.

universo

Todos queremos más abundancia. Pero algunas personas parecen manifestar más rápidamente que otros.

Primero tienes que identificar lo que deseas, enfocarte en ello y darle foco a tus deseos, tomar acción… Y permitir la manifestación.
Quizás hayas logrado que la ley de atracción funcione para ti y sin embargo todavía tu habilidad para manifestar no te esté funcionando tan rápidamente como quisieras. De seguido, te doy 7 secretos de cómo lograr manifestar más rápidamente.

1. Cuidado con lo que pides El Universo es tremendamente literal. Algunas personas quieren “nunca más preocuparse por dinero” – pero ten cuidado, esta petición podría manifestarse en maneras inesperadas. Aun las personas que son consideradas millonarias no se apartan de pensar sobre sus finanzas. Es más, es probable que muchos de sus pensamientos los enfoquen sobre la abundancia y el dinero. Asegúrate entonces de conocer qué significa lo que pides al Universo.

2. Se específico y conoce tu porqué La abundancia se ve atraída a la claridad. ¿Te imaginas pidiendo “algo bonito” como un regalo? Podrías recibir algo enteramente distinto a lo que esperas. ¿Quieres más dinero, cuánto exactamente? ¿Quieres cancelar tus deudas? Empieza estableciendo qué deuda quieres cancelar primero y la fecha para cuando eso se de. Al establecer una meta específica a alguno de tus objetivos financieros, es más probable que sobrelleves los obstáculos en el camino.

3. ¿Quién está en tu círculo de amigos? Cuando escuchas mensajes de carencia y falta de abundancia todo el tiempo, inevitablemente esto va a calar en tu habilidad para la manifestación. Rodéate con un círculo de amistades que estén alineados con tus propósitos de manifestación. Procura encontrar mentores que estén más avanzados en el ciencia de la manifestación.

4. Empieza tu práctica desde ahora Invierte más de tus recursos en las cosas que verdaderamente quieras y nota cómo se siente. Suspende cualquier limitación que puedas tener, aunque sea de momento. Por ejemplo, en muchas ocasiones la diferencia en el costo de un artículo de calidad (que verdaderamente quieres) y uno más barato es mínima, pero al decidir comprar el artículo de mayor valor, cada vez que lo utilizas le das una señal al universo de que eso es lo que verdaderamente quieres y por consiguiente eso es exactamente lo que te va a dar.

5. Decide que ya es suficiente No atraemos lo que queremos, atraemos lo que somos. Esta máxima de la Ley de Atracción tiende a generar confusión; si te sientes desesperado por adquirir dinero, vas a atraer lo contrario de lo que quieres (más deudas o carencia de dinero por ejemplo). Decide desde este momento a sentirte bien y en abundancia y permanece abierto a recibir y atraer aún más a tu vida.

6. El poder de la gratitud La gratitud quizá sea el secreto mejor guardado de la atracción y la manifestación. Algunos expertos de la ley de atracción incluso le atribuyen a la gratitud la energía por medio de la cual toda manifestación se hace posible. Celebra cuando la abundancia y prosperidad entra a tu vida. Decide que toda manifestación de dinero, sin importar cuánto sea, sea una señal de que viene más en camino. Te puede sorprender cómo estas pequeñas señales hacia el universo van obteniendo respuestas más rápidamente.

7. Reconoce tus obstáculos para la manifestación Si todavía te está costando el arte de la manifestación, puede ser que tengas ciertos obstáculos energéticos que están impidiendo que la ley de atracción funcione tan rápidamente como quieras. Si es así, lo mejor es reconocer que tienes más camino por recorrer. Quizá sea momento de pedirle al universo que manifieste las enseñanzas, los maestros o mentores que necesitas para sobreponer estos obstáculos. Permanece abierto a lo que el universo te envía y presta atención a sus señales cuando vengan. Ésta es mi pregunta: ¿Cómo puedes aplicar estos principios de la ley de atracción? Déjame tus comentarios aquí abajo y comparte cómo te fue. Nos encantaría conocer tus experiencias.

 

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *